¿QuÉ ES FOCUSING?

A lo largo de la vida se nos presentan situaciones en las que notamos el cuerpo de manera especial, y utilizamos expresiones como “tengo un nudo en la garganta”, “el corazón me dio un vuelco”, “siento mariposas en el estómago”, “se me ensancha el corazón” …

Están en nuestro lenguaje estas expresiones que hacen referencia a lo que está pasando en nuestro interior y que nuestro cuerpo es capaz de trasmitir de forma sutil y a la vez clara.

Cada situación que te encuentras en la vida, te genera una sensación corporal distinta, única: Nuestras memorias, sensaciones, emociones y sentimientos pasan por nuestro cuerpo. Las experiencias de nuestra vida, pequeñas o grandes,  son vividas con el cuerpo y en nuestro cuerpo.

 

​Cuando hacemos focusing ponemos el foco de atención en el cuerpo, para acceder a nuestra propia sabiduría que viene de la experiencia sentida.

Al hacerlo, frecuentemente obtenemos una  información que es diferente a la que estamos más acostumbrados a escuchar de la razón y del pensamiento: Focusing te permite pasar del pensamiento analítico, que es desde donde generalmente pensamos y decidimos, al conocimiento corporalmente sentido que nos da un significado más profundo y personal.

Con Focusing aprendemos a reconocer:

Lo que nos pasa,

              Cómo nos pasa

                           Y que podemos hacer para sentirnos mejor...

> Con la metodología de Focusing aprendemos a integrar la sabiduría del hemisferio izquierdo y del derecho, de la razón y la emoción. Para Focusing el cuerpo es un todo que incluye la experiencia y el conocimiento de la experiencia, lo conocido y lo que todavía no lo es…Y el CUERPO con mayúsculas, contiene por supuesto, la cabeza también….

 

> A través de Focusing nos comunicamos con lo que el cuerpo sabe, mucho antes de que lo sepa la razón, el pensamiento. Con el Focusing, uno aprende cómo atender el lenguaje tan sutil e imperceptible del cuerpo.

Esa sabiduría nos  lleva hacia una dirección de crecimiento, hacia la sanación y la integración de todas las experiencias para ayudarnos a crecer y a desarrollarnos de manera sana y autentica, coherente y adecuada a nuestra realidad.

> Focusing también nos enseña a tener la distancia adecuada con los problemas para entenderlos y manejarlos mejor. Nos permite crear lugares  internos despejados y protegidos que nos amplían el espacio vital, que nos permiten descansar. Desde ahí podemos saber cómo  relacionarnos con la realidad de otra forma más sana, más eficaz, más auténtica que nos haga sentirnos mejor.

> ​​Focusing es una metodología que fue creado por el filósofo experiencial y psicoterapeuta Eugene Gendlin.  Quiso que el fruto de sus investigaciones en la eficacia de sus descubrimientos en Psicoterapia, no se limitaran al campo científico y profesional.

Desarrolló el método, que llamó Focusing, para que todas las personas pudiesen acceder a esas sensaciones corporales sutiles y llenas de significado implícito, capaces de trasmitir la sabiduría de la experiencia corporalmente sentida. Gendlin las llamó felt-sense y se han traducido al castellano como sensaciones sentidas. La primera edición de ese manual es de 1978. Se tradujo al español en 1983 gracias a Carlos Alemany, primer español en formarse en Focusing directamente del maestro Eugene Gendlin.

 

Focusing demuestra que: Una vez que la persona es capaz de conectar y poner el foco de atención en esas sensaciones sentidas, puede acceder a los significados únicos que tiene para esa persona la situación o asunto con el que está en relación, y por tanto será capaz de tomar decisiones de una manera más congruente y libre.

 

​El método de Focusing nos enseña a conectar con esa inteligencia corporalmente sentida que es capaz de llevar adelante los procesos vitales de la mejor forma en cada momento. Es un método que permite que el proceso de enfoque corporal se realice de manera amable y respetuosa con la experiencia individual y el ritmo de cada persona.:  En el interior de cada persona están la sabiduría y la capacidad de vivir de una manera más auténtica, más sana, más feliz.

 

La actitud Focusing nos ayuda a conocer y acoger nuestros sentimientos y nuestras sensaciones permitiéndonos crear una nueva relación con la experiencia interna respetuosa, curiosa, confiada…Esa aceptación realista y a la vez cuidadosa, permite el cambio profundo y la integración sana de los conflictos.

 

Los beneficios de integrar Focusing son importantes en el crecimiento personal, tanto en los aspectos sociales y familiares como en los laborales.

 

+++ También está  demostrando cada vez más  ser muy útil en aplicaciones específicas para profesionales en campos como la Psicoterapia, el Coaching, la Salud y la Pedagogía entre otros.